Recoveco 2011

Héctor Padula S. “Siempre fue un reto personal tener un espacio donde pudiera atender a mis amigos en torno a la mesa. Ese momento llegó cuando entendí que cocinar era más que un hobby y que debía asumirlo con responsabilidad. Así nació Recoveco, espacio de alquimia donde encuentro la inspiración para mezclar los registros más importantes de mi memoria sensorial.

La cocina de mis abuelos paternos en San Bernardino, los aromas y sabores de la casa de mi madre, la cocina de mi casa, la crítica de mi familia, la música, el chocolate, San Sebastián en España, mi vida entre Yanomamis y el aroma del tabaco son una síntesis de lo mejor de cada etapa, cada cultura, cada país. Si la vida es una secuencia de momentos importantes, mientras más momentos tenga, más habré vivido, así ha sido siempre.

Me acompañan en esta empresa mis socios Nicola y su hijo Jose Nicolás Guglielmelli, en quienes he encontrado el apoyo para la creación de Recoveco, donde compartimos la misma visión de la buena mesa y el sentido de hospitalidad en la atención de cada uno de nuestros visitantes”.

.